Comunicación: La caída de los muros

Isabel, responsable del departamento de proyectos software de una empresa de IT se encuentra en su despacho. Cabizbaja, pasa un currículum sobre otro pensando quién podría afrontar el reto que tienen por delante. Es un proyecto estratégico y ambicioso que puede reportar grandes beneficios a la empresa. No puede permitirse un fallo más, otra vez no.

Hace varios días que no consigue conciliar el sueño, son noches de un mes de Julio en las que dormir se vuelve complicado. 35 grados de un calor insoportable y una humedad hiriente. Además, está el proyecto, ese maldito proyecto.

Un fuerte dolor sube desde la boca del estómago como un puñal abriéndose camino por su sistema nervioso. A veces deseaba que así fuera con tal de que el dolor desapareciera.

Mientras busca desesperada un antiácido, los ecos de unos lamentos ahogados por las finas paredes de la habitación le hacen levantar la vista del cajón de su escritorio.

—¿Alguien me puede decir a qué se debe este alboroto? —Dice ya en el umbral de la puerta de su despacho.

Perdone Isabel —responde Juan—, la red del cliente está caída y no podemos avanzar, llevamos toda la mañana parados y ya es la tercera vez que pasa esta semana.

Isabel arquea una ceja y su rostro esboza media sonrisa. Sabe cómo poner a prueba a su equipo. —Reunión urgente ahora mismo. ¡Todos a mi despacho!

<< – >>

¿Quieres saber cómo continua la historia? Os comparto el artículo completo en mi perfil de Linkedin

¿Sabes por qué se hundió Nokia? ¿Quieres saber algo más de las relaciones laborales? Os invito a participar en la historia y dar vuestro punto de vista.  #relacionespersonales #relacioneslaborales #comunicacion


Comunicación – La caída de los mundos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *